Wert no ha leído a Howard Garner

Publicado el 11 Septiembre 2012 por

La nueva ley orgánica de educación restará el peso de la música y las asignaturas artísticas, como visual o plástica. El objetivo es, según el proyecto de ley, “aumentar la carga lectiva en las materias instrumentales”, es decir, en lengua, matemáticas y ciencias, asignaturas en las que los alumnos españoles flaquean en comparación con los estudiantes del resto de los paises de la OCDE.

Con la futura Lomce, la educación artística, hasta el momento parte del currículum de primaria, será una asignatura optativa, por lo que los alumnos podrán elegir si cursarla, estudiar una segunda lengua extrangera o realizar las dos asignaturas.

En secundaria, por otro lado, la música y la educación plástica y visual serán asignaturas optativas, al mismo nivel que tecnología, actividades emprendedoras, cultura clásica y, de nuevo, la segunda lengua extrangera. El alumno podrá elegir un máximo de tres asignaturas dentro de este abanico.

La medida, si bien puede servir para mejorar los resultados en materias instrumentales, que falta nos hace, castigará los principios de las inteligencias múltiples encuñadas por Howard Garner. Esta teoría, ampliamente apoyada por los psicólogos y pedagogos en la actualidad, sostiene la existencia de varias inteligencias: la lingüístico-verbal, la lógico-matemática, la espacial, la musical, la corporal, la intrapersonal y la interpersonal.

Sin rastro todavía de una educación emocional que cope las dos últimas, y con una deficiente educación física, la reducción de las competencias artísticas hipotecará todavía más el desarrollo integral de los niños. Tal vez, como propone Francisco Imbernon, de la Universitat de Barcelona, la solución sea innovar y mejorar la calidad de las horas docentes, no la cantidad.

Fuente de la imagen: SXC.

Esto también te interesará:

Random Posts