Tener hijos ya no supone tanta felicidad

Publicado el 14 Mayo 2012 por

El 20% de mujeres norteamericanas termina su edad fértil sin tener un hijo, justo la mitad que hace treinta añoa. La razón, según los estudios de opinión, es que para muchas mujeres tener hijos tiene un impacto negativo en su felicidad.

Un grupo de científicos de la Universidad Wake Forest (Carolina del Norte) concluyó que, en todas las clases sociales, la depresión y la angustia emocional era más frecuente en los adultos con hijos que en quienes no los tenían. A pesar de esta generalización, sin embargo, esta situación se da entre las mujeres de más formación.

La idea de que la maternidad trae la felicidad, pues, está cada vez más puesta en duda e incluso hay estudios que consideran como generalizada la opinión de que tener hijos perjudica el bienestar de los adultos. Daniel Gilbert, profesor de psicología en Harvard, escribió en su libro Tropezar con la felicidad que los padres son menos felices al comunicarse con sus hijos de lo que son comiendo, leyendo o viendo la televisión.

Uno de los apartados que se resiente con la paternidad es, según estos estudios, la vida conyugal. En la misma medida, el empleo y los ingresos suelen verse afectados, lo mismo que la economía familiar: tener hijos cuesta mucho dinero. Hablando en términos económicos, por lo tanto, lo que ha cambiado es la estructura de costes y beneficios.

Los costes económicos siempre existieron e incluso eran mayores en el pasado, ya que la escasez de alimentos era una barrera importante y ni la educación ni la sanidad eran universales. Lo que ha cambiado, sin embargo, son los llamados costes de oportunidad: muchos adultos entienden que la realización personal pasa por el éxito laboral y económico, para lo cual la paternidad supone una dificultad, además de un impedimento a su calidad de vida.

Esto también te interesará: