Semana Santa: ¿qué celebramos el viernes santo?

Publicado el 6 Abril 2012 por

Las procesiones que habrá hoy, Viernes Santo, a lo largo y ancho de España, seguramente sean las más tristes. No puede ser de otra manera, porque se trata del día más triste de todo el año para los cristianos. Te contamos por qué.

Tras su última cena, Jesús fue capturado por los soldados y llevado a juzgar. Se le acusó de haberse nombrado a sí mismo “Rey de los judíos” y de enseñar a sus discípulos a no pagar impuestos. En realidad, sin embargo, Jesús jamás habló de no pagar sus impuestos y no fue él sino los profetas y sus apóstoles quienes le habían tratado de Mesías.

La realidad es que los sacerdotes judíos le odiaban porque ponía en duda muchos de las antiguas leyes judías y tenía muchos seguidores. Jesús se puso del lado de los pobres y los enfermos, algo que ellos no hacían. Eso les enfurecía hasta el punto que, como ellos no podían matarlo porque sus leyes prohibían la pena de muerte, lo llevaron ante Pilatos, que era el gobernador romano en la región. A pesar de no encontrarlo culpable, fue tanta la rabia de la muchedumbre contra Jesús que finalmente fue condenado.

Jesús sufrió entonces torturas y lo colgaron de una enorme cruz como a otros bandidos y criminales a pesar de que él jamás había robado o golpeado a nadie. Murió una persona inocente que quería salvar a los pecadores, y por eso, en la tradición cristiana, este es un día de tristeza que debe hacer reflexionar a los creyentes sobre las numerosas injusticias del mundo, especialmente las que se cometen con personas inocentes.

Este día es el único durante todo el año en el que no se sirve la comunión en señal de luto por la muerte de Jesús y es muy tradicional dejar de comer carne o incluso mantener un ayuno total durante todo el día para vivir en primera persona las penas que sufren los pobres, a quienes Jesús amó y acompañó.

Esto también te interesará: