Recetas para niños: meriendas sanas y divertidas

Publicado el 28 Enero 2012 por

La merienda supone un aporte nutritivo que evita que se pase demasiado tiempo sin ingerir alimentos entre la comida y la cena. Realizarla garantiza los niveles de glucosa en la sangre y evita el consumo de las reservas propias de nuestro organismo. Por todo ello, te damos ideas para que prepares ricas meriendas para tus hijos que le aportarán todas esos nutrientes necesarios que necesitan después de salir del la escuela.

¿Todos los días les haces lo mismo para merendar? Te damos ideas para que cambies un poco y les hagas algo divertido y diferente. Y si no tienes tiempo para prepararle una merienda especial para cuando salga de la escuela, te dejamos algunas recetas para que puedas variar. Hay muchas maneras de hacerlas, por un lado puedes hacer una presentación que les llame la atención y les anime a comerlo, y por el otro, que sea lo suficiente nutritivo y sano para su crecimiento.

Una buena opción es mezclar el dulce con algo salado. Esa combinación les gustará. Te proponemos, por ejemplo, una tostada de pan con queso y un poco de mermelada del sabor que más le guste.

Otra merienda que puedes preparar con pan de molde y que les encantará es el sándwich integral de membrillo. Parte unas lonchas finas de membrillo y mételas entre rebanadas de pan de molde integral, para darle un plus de fibra a la merienda.

Y si a tu hijo no le gustan mucho las verduras se las puedes camuflar en un rollito relleno de espinacas. Solo necesitas una tortilla de trigo, queso de cabra y espinacas frescas rehogadas en una sartén. Enrolla en la tortilla los ingredientes bien calientes y mételo en el horno para tostar la tortilla. Para darle más variedad de sabores, le puedes dar un punto dulce agregándole unas pasas a las espinacas.

Pero si prefieres hacerle a tu hijo los bocadillos de siempre puedes ponerle muchas cosas, como en la imagen del rico bocadillo de atún con tomate, o de tortilla francesa. ¡Hasta con frutos secos los puedes rellena! Todo es cuestión de imaginación para que cada día les des a tus hijos una merienda rica, nutritiva y divertida..

Esto también te interesará: