Propuestas para mejorar la educación (7): grupos flexibles

Publicado el 10 Junio 2012 por

Hay cosas en la escuela que se hacen como se hacen porque siempre se ha hecho igual. Afortunadamente, hay maestros, directores y pedagogos que se atreven a preguntarse el por qué de las cosas y se lanzan a cambiar. La agrupación de los niños según las edades es una de las estructuras que tal vez podríamos poner en duda.

Los grupos escolares se han organizado según el año de nacimiento desde hace décadas siempre que ha existido una cantidad suficiente de alumnos. Fuera de los entornos rurales, pues, cada estudiante suele asociarse a un curso determinado y, en base a él, se han establecido su nivel y sus compañías. Así ha sido posible homogeneizar los conocimientos de cada grupo, pero en España ha dado como resultado las tasas más altas de Europa en repetición y fracaso escolar, además de unos resultados en las pruebas internacionales por debajo de la media.

Está claro que hay algo que podría mejorarse, porque ni nuestros alumnos no tienen menos potencial ni nuestros profesores son unos incompetentes. Tal vez podemos abordar un nuevo tipo de agrupación de los alumnos, no según su edad sino según sus capacidades o sus intereses.

Si de lo que se trata es de potenciar el talento de cada alumno, sea cual sea, podemos optar por organizar determinadas clases en función de los conocimientos sobre esa materia. Hoy hay niños de P5 con niveles de lectoescritura superiores a la media de un alumno de tercero de primaria. O estudiantes que están cerca de pasar a secundaria que se manejan peor que sus compañeros de cuarto en la resolución de operaciones matemáticas.

¿Por qué no empezar una distribución flexible entre los cinco y los doce años en materia de lectoescriptura, inglés o cálculo? Por supuesto, sería una distribución permanentemente revisable porque dependería de factores que varían. Juntar a los niños según sus niveles en lugar de según su edad podría ser una forma de ayudarles a todos a crecer, estimularía con más precisión a los alumnos, fomentaría el aprendizaje cooperativo y permitiría una mayor atención del profesor si se realizara en grupos reducidos.

Esto también te interesará: