¿Por qué los niños deben ir de acampada?

Publicado el 15 Febrero 2014 por

Los campamentos favorecen la educación en la naturaleza.

Los campamentos son una estupenda forma de que los niños pasen un par de semanas de verano. Además de ir de vacaciones juntos, que también es positivo para una familia, ir de acapado con otros chavales de su edad tiene numerosos beneficios para su educación. Te ofrecemos cinco buenas razones para apuntar a tus hijos a un campamento de verano:

1) Autonomía. Los niños aprenden a valerse por si mismos a todos los niveles, desde el higiénico hasta el afectivo. Sin los padres, nadie les dirá qué deben hacer a cada momento más allá de los ratos de juego dirigido o dinámicas pautadas, así que deben apañárselas solos a la hora de, por ejemplo, gestionar la ropa que llevan en la mochila a lo largo de la semana o la quincena que duren los campamentos.

Igualmente, pese a que en edades tempranas es complicado sobreponerse a la ausencia de los padres afectivamente, la acampada es un buen método para que los niños aprendan a sobrevivir fuera del manto de seguridad que da el hogar y el cariño paternos.

2) Naturaleza. En un mundo de cemento, los niños sufren cada vez más la falta de libertad para jugar con espacios abiertos y sin pautas o límites físicos. Los altos índices de obesidad infantil, las adicciones a las nuevas tecnologías o a los videojuegos y una motricidad deficiente son algunas de las consecuencias de este cambio social.

3) Distancia respecto a los padres. Tiene mucho que ver con lo primero. Los niños necesitan salir de la extrema sobreprotección de los padres que en ocasiones pecan de dárselo todo hecho y resuelto a los niños, abortando su creatividad y el desarrollo de sus habilidades para pensar por sí mismos. El relativo desamparo de unos campamentos puede ayudar en este sentido.

4) Conocer nuevas personas. Es fundamental para cualquier adulto haber podido aprender a socializarse en la infancia, y nada mejor que un contexto protegido y controlado pero muy libre como un campamento de verano, donde los chavales aprenderán a relacionarse con amigos de otros entornos.

Esto también te interesará: