¿Por qué los flamencos encogen la pata?

Publicado el 22 Abril 2012 por

Si has ido a algún zoológico habrás visto seguro grupos de flamencos erguidos sobre una sola de sus patas y con la segunda escondida. Si eres todavía más afortunado, tal vez hayas estado en Doñana o en el delta del Ebro y habrás visto grupos de ellos en estado salvaje. Curiosamente, también se alzan sobre una sola pata. ¿Te has preguntado por qué?

Resulta que es una forma de regular la temperatura corporal. Los seres humanos perdemos el calor por la cabeza y, por eso, cuando tenemos frío, lo más importante es taparnos la cabeza. Por contra, los flamencos pierden ese calor por el pico y las patas, que son las únicas partes del cuerpo que no están cubiertas por las plumas, que son el mejor abrigo que tienen los flamencos.

Por ello, cuando el flamenco está en algún lago o un estanque lleno de agua tiende a replegar una de las patas porque así pierde la mitad del calor. El agua es una de las sustancias que más enfría incluso cuando creemos que está cálida.

Tal vez te preguntes si no les resulta incómodo, pero la respuesta es que no, ya que al contrario que los humanos, sus patas tienen un mecanismo de bloqueo de las articulaciones que les permite tener un buen equilibrio.

Esto también te interesará: