¿Por qué comemos doce uvas en Fin de Año?

Publicado el 30 Diciembre 2011 por

¿Sabías de dónde viene la tradición de comer uvas durante las campanadas de año nuevo? Hoy es el mejor día para descubrirlo.

La tradición de comer doce uvas durante las campanadas de Nochevieja es exclusiva de España y empezó hace un siglo. Como sucede en muchos casos, esta costumbre tiene sus orígenes en una necesidad. Resulta que, en 1909, los campesinos de Murcia y Alicante cultivaron demasiadas uvas y no sabían qué hacer con ellas porque no las podían vender todas. Para no tener que tirarlas, hicieron correr el rumor de que comiendo una uva por cada una de las doce campanadas que daban paso al nuevo año tendrían mucha más suerte.

El invento recorrió toda España y en sólo dos años se propagó la nueva costumbre casi como una obligación para todos los ciudadanos. Hoy, además de creer que tendremos más suerte, pediremos un deseo para el año nuevo.

En otros países existen otras tradiciones distintas. En Italia, por ejemplo, comen doce lentejas.
En Brasil algunas mujeres encienden velas y lanzan al mar pequeños
barcos con regalos y flores para ver si las olas se los llevan. Y en Escocia es normal incendiar un barril de madera y hacerlo rodar por las calles como símbolo de la bienvenida al nuevo año.

Esto también te interesará: