¿Por qué el cielo se vuelve rojo al atardecer?

Publicado el 8 Mayo 2012 por

Cuando el día llega su fin y el sol parece esconderse tras el horizonte, las nubes y el cielo se vuelve de un color rojizo. La razón de este fenónomeno, que la mayoría de las veces resulta bellísimo, es doble.

Por una parte, es culpa del ángulo con el que nos llegan los rayos del sol, y por otra, la causante es la atmosfera.

Resulta que tal cual gira la Tierra, la luz del Sol nos llega de formas distintas. El aire se compone de vapores pero en él tambien flotan partículas de polvo. Cuanto más cerca de la Tierra, más particulas hay, y por eso, cuando la luz nos llega casi de lado, como de buena mañana y cuando anochece, tiene mucha menos fuerza y se encuentra con muchas de estas partículas.

Entonces, la luz, que está compuesta de muchos colores a la vez pero que
a nosotros nos parece blanca, se transforma a nuestros ojos y nos parece roja o anaranjada. En el encuentro con esas partículas, la parte cálida de la
luz
(los tonos naranjas y rojos) es la que más fuerza tiene y los colores más fríos, como el azul o
el verde, se quedan por el camino y rebotan contra las partículas.

Y cuando decimos que la clave es la atmósfera es porque en la luna, por ejemplo, no existe este fenómeno, ya que no hay atmósfera que retenga a las partículas.

Esto también te interesará: