Mónstruos de leyenda: el Yeti

Publicado el 12 Mayo 2012 por

Nadie lo ha fotografiado claramente. Apenas se han localizado rastros definitivos que demuestren su existencia. Muy pocos lo han visto. Pero muy pocos se atreven a decir que el Yeti no existe.

Quienes dicen haber visto al Yeti lo desciben como parecido a un ser humano muy grande y de pelo blanco como la nieve en la que vive. También suele mencionarse la forma ovalada de su cráneo, con una frente desproporcionadamente grande. Otros destacan sus anchas espaldas y sus largos brazos, que llegan hasta las rodillas y son amplios y fuertes. A pesar de su poderoso aspecto, suele huir del hombre y prefiere aparecer por las noches, pero sus alaridos se escuchan a menudo en el Himalaya, la cordillera más alta del planeta, en la frontera entre China, India, Pakistan y el Nepal.

Los cálculos aproximados dicen que estos simios deben medir más de dos metros y tal vez pesan más de 150 quilos de peso, lo que equivaldría a un jugador de la NBA especialmente grande o el peso de un gorila de tamaño medio.

Del yeti se han encontrado huellas que parecen de un primate grande y excrementos que demuestran que come pequeños mamíferos, frutas, aves y grandes insectos, pero hay testimonios que lo han visto matar con las manos a un yak (una espécie de búfalo muy peludo que habita en las cordilleras asiáticas) para comérselo.

Por si no fueran suficientes pistas, hay una que es muy curiosa y que sugiere que tal vez hace muchos años tenían más contacto con los humanos o se dejaban ver más. En la India se conoce la región del Himalaya central con el nombre de Mahalangur Himal, que significa “las montañas de los grandes monos”. Sin embargo, que se sepa, en la región no viven especies de primates.

Esto también te interesará: