Los orígenes del Carnaval

Publicado el 14 Enero 2013 por

Se acerca el Carnaval y ya es hora de empezar a buscar disfraces para esta fiesta. Antes, sin embargo, podemos preguntarnos por qué lo celebramos y cuáles son los orígenes de una de las mejores fiestas del año.

El carnaval empezó en el imperio romano con la fiesta al dios Baco, divinidad del vino. Antes, en Egipto, se celebraban fiestas en honor al buey Apis. De aquellas primeras fiestas se pasó a la fiesta religiosa en la edad media, que se situó justo delante de los cuarenta días de abstinencia, la llamada Cuaresma. Como sucede también antes y después del Ramadán musulmán, las fiestas que envuelven un periodo de privaciones suelen ser exageradas.

Se dice desde hace siglos que en esta fiesta grandiosa todo valía, y seguramente la tradición de ponerse máscara viene de ahí: cada cual podía hacer las animaladas que quisiera porque nadie sabría de quién se trataba. Con el paso de los años, como se puede ver en las calles durante el actual carnaval, la tradición se exageró y llegaron los disfraces de cuerpo entero.

Entre los carnavales más conocidos del mundo están el de Río de Janeiro, el más grande del mundo según el libro Guiness de los récords, y el de Venecia, una auténtica fiesta del lujo que concentra a la gente más rica de Europa.

En España tenemos tres centros del carnaval que también han recibido el reconocimiento de todo el mundo. El de Cádiz dura once días, pero el concurso de chirigotas empieza mucho antes (de hecho hace días que se inició). En el carnaval de Sitges se reúnen centenares de miles de personas de todo el Mediterráneo para participar en sus rúas y caravanas a lo largo de toda la semana. Finalmente, el carnaval de Tenerife solo tiene parangón en Río y suele recibir a centenares de miles de turistas para celebrar las dos fiestas que hay: la oficial y la callejera.

Fuente de la imagen: Aprenent educar.

Esto también te interesará: