Los mejores chistes de locos

Publicado el 2 Marzo 2012 por

Era un hombre tan tonto, tan tonto, que vio pasar un carro de paja y le dijo: “¡Adiós, rubia!”

Dos locos planean la fuga del maniconio, uno le dice al otro: – Si la pared es baja la saltamos, si es alta cavamos un hoyo, ¿Entendido?

– Sí, puedes ir primero.

Pasadas tres horas regresa el loco y dice: – No podemos escapar.

– ¿Por qué?

– ¡Porque no hay pared!

En el manicomio, un loco gritaba: – ¡Yo soy el enviado de Dios!

Se le acerca otro loco y le dice: – No, ¡Yo soy el enviado de Dios!

Y así, los dos locos discuten, hasta que se acerca un tercer loco, y les pregunta: – ¿Qué pasa aquí?

Y el primer loco dice: – ¡Yo soy el enviado de Dios! Y el segundo dice: – No, ¡Yo soy el enviado de Dios!

Entonces, el tercer loco dice: – nada de esto es verdad: ¡Yo no he enviado a nadie!

Iba un avión de locos y se le acaba la gasolina, entonces informan a los pasajeros: – ¡Se nos a acabado la gasolina!

Y responde un loco: ¡A empujar se ha dicho!

En el manicomio estaban 2 locos planeando su fuga. Por la noche, uno le habla al otro y le dice que ya está todo listo y que tiene el vehículo para escapar más rápido. El otro loco mira a su costado, ve una moto y le pregunta: – ¿Para qué queremos una moto sin ruedas?

Y el otro le responde: – No seas tonto. Es para no dejar huellas.

Esto también te interesará: