Llegó el frío y la lluvia, ¡protege a tus hijos!

Publicado el 16 Noviembre 2011 por

La llegada del otoño, la bajada de temperaturas y las lluvias hacen a los pequeños más vulnerables a contraer un resfriado o un proceso viral. Los constantes cambios de temperatura favorecen a las infecciones y, por ello, hay que ser precavidos y tomar unas sencillas medidas de prevención como las que te ofrecemos para que protejas a tus hijos.

En estos días de constantes cambios de clima, con días de lluvia, de sol y otra vez lluvia, los niños suelen ser más propensos a enfermar, ya que aumenta la proliferación de virus y de contagios. Es normal que cuando sean pequeños se resfríen o pesquen algún catarro, sobre todo, por el contacto en la escuela con otros niños. Así que es primordial protegerlos. Toma nota y pon en práctica estas recomendaciones.

Aunque estén en la escuela y se escape de tus manos todo el cuidado, queda de tu parte en temporada de lluvia que vayan vestidos de manera adecuada. Cuando salgan a la calle, vístelos con impermeables, ponchos y botas de lluvia. Y que no se olviden de su paraguas. Con una bufanda, protégeles su garganta y la boca cuando vayan de un lugar caluroso a uno frío.

Otra medida que puedes tomar es cumplir con las vacunas que los protegerán de enfermedades respiratorias. Créales el hábito de lavarse las manos porque es la mejor forma de prevenir infecciones. Y si es posible, que tomen solo agua embotellada o hervida, eso evitará también enfermedades digestivas. Son medidas sencillas que conseguirán que tu hijo enferme menos y se le transmita cualquier virus que prolifera en estas épocas. No se trata de obsesionarse y sobreprotegerlos, sino de seguir una pequeñas pautas que evitaran futuros males.

Esto también te interesará: