¡Las niñas seguirán siendo princesas!

Publicado el 13 Diciembre 2011 por

¿Cuantas veces has visto a las niñas con un juguete de las Princesas Disney, o disfrazadas de princesas? Muchas veces seguramente. Y, al parecer, seguirá siendo así. Y es que muchas niñas prefieren disfrazarse de princesa antes que de médico u otro personaje con el que se identifiquen. Y lo mejor de todo es que estas emblemáticas princesas transmiten toda una serie de valores positivos que deberías conocer.

Desde el estreno de Blancanieves en la gran pantalla, en 1937, las princesas comenzaron a formar parte de Disney y de la vida de varias generaciones. Por lo que parece, seguirá siendo así. Su secreto está en haber sabido mantener su esencia e ilusión de generación en generación y en seguir reflejando valores clásicos que, a la vez, se han adaptado al modelo de mujer independiente, segura y luchadora que se refleja en la personalidad de las princesas a través de sus historias.

Algunos de los valores que se transmiten cuando las niñas juegan a ser princesas son la amistad y fidelidad de Blancanieves, el esfuerzo de Cenicienta, la sensibilidad de Aurora, la lealtad y bondad de Bella, el amor por la naturaleza de Pocahontas, la imaginación de Ariel o la independencia de Mulán.

Y es que el hecho de que las Princesas reflejen modelos más contemporáneos de mujer es algo que muchas madres aprecian, considerando que princesas como Rapunzel o Tiana son independientes, trabajadoras y seguras, algo que les transmite valores positivos a las niñas, que además favorecen su desarrollo y creatividad. Valores esenciales para la educación y socialización como son la amistad, el esfuerzo, la lealtad, la alegría, la ética, la superación o la imaginación.

Por su parte, actualmente son infinitos los productos de las Princesas que se encuentran en el mercado: muñecas, disfraces, juguetes, vestidos de novia inspirados en Ariel, Bella o Tiana. Y seguramente las madres disfrutan jugando con sus hijas a ser princesas, ya que traslada a la propia infancia, y es algo que hace que mejore la comunicación y fortalece las relaciones con sus hijas. En una industria en la que las últimas tecnologías van ganando terreno a juegos más tradicionales, las madres españolas creen que jugar a las princesas sigue siendo un entretenimiento que transmite valores positivos, una diversión que implica a toda la familia y una apuesta segura por un juego que no pasa de moda.

Esto también te interesará: