La maratón (1): las mejores curiosidades

Publicado el 25 Marzo 2012 por

La maratón es una de las actividades físicas que requiere un mayor sacrificio y uno de los deportes más duros que existen. A pesar de su dificultad, cada vez más personas deciden correr una para saber lo que significa poner al límite el cuerpo. En Pequejuegos, coincidiendo con el día en que se corren la Maratón de Barcelona y el Medio Maratón de Madrid, te contamos las historias más curiosas relacionadas con esta carrera.

El nombre de la prueba viene de la población de Maratón, en Grecia. Tras la batalla entre griegos y persas en el año 490 antes de Cristo, el soldado Filípides corrió desde el pueblo de Maratón hasta Atenas para comunicar la victoria de los griegos. Fue tal el esfuerzo que murió nada más anunciar la buena noticia. Había corrido 40 quilómetros.

Al cabo de los años, durante los Juegos Olímpicos de Londres de 1908, se puso a llover justo antes de empezar la prueba. Los reyes británicos, muy caprichosos, se dieron cuenta de que no podrían ver el inicio de la carrera sin mojarse, por lo que ordenaron que el maratón empezara un poco antes, en los jardines de su palacio, para poder contemplarla desde su casa. Por culpa de este detalle hoy la carrera es de 42’195 quilómetros en lugar de ser de 40.

El hombre más viejo en correr una maratón ha sido el indio Fauja Singh, que la terminó con 100 años. Otro curioso récord es el del hombre que consiguió correrla entera de espaldas. Tardó 4 horas y 14 segundos, el doble de lo que tardan los mejores fondistas hoy en día.

Finalmente, uno de los mejores corredores de la historia, Abebe Bikila, se hizo famoso porque ganó la Maratón de las Olimpiadas de Roma, en 1960, corriendo descalzo, que era como entrenaba. Era el primer africano en ganar una medalla en unos Juegos. Curiosamente, hoy en día existen tiendas de calzado deportivo que se llaman Bikila.

Esto también te interesará: