La leche en los niños: beneficios

Publicado el 3 Marzo 2012 por

El humano es el único mamífero que sigue tomando leche una vez deja de amamantarlo su madre y, para más inri, el origen de la bebida es otro animal: la vaca. ¿Por qué deben tomar leche los niños? ¿Cuáles son los beneficios para ellos?

La leche es rica en vitamina A, C, riboflavina y niacina y contiene cantidades comparativamente grandes de calcio y proteínas. Además, la mayor parte de leches destruyen las bacterias nocivas del organismo y, si contienen Omega 3, reducen el colesterol en la sangre.

Los beneficios de estos productos para el crecimiento de los niños y bebés se concretan de la siguiente manera:

  • El calcio contribuye a fortalecer los huesos y los dientes
    y previene la osteoporosis, que es la falta de densidad ósea. Si los
    huesos no son suficientemente duros y densos será más fácil sufrir
    fracturas en ellos. Igualmente, el calcio ayuda a regular la frecuancia
    cardíaca y reduce la tensión arterial. Finalmente, facilita la buena salud de los músculos,
    que se valen del calcio para realizar sus contracciones. Dos vasos de
    leche al día aportan un 75% de las cantidades de calcio recomendadas al
    día.
  • Las distintas vitaminas impiden el desarrollo de gérmenes patógenos en los intestinos gracias al trabajo del ácido láctico, que transforma la lactosa en bacterias intestinales. Precisamente por este efecto fisiológico, la ingesta de leche no está indicada para las horas previas de un ejercicio físico intenso, ya que el ácido láctico limita el desarrollo de la fuerza muscular.
  • Un vaso de leche aporta el 39% de la cantidad diaria recomendada de riboflavina (vitamina B2), un nutriente imprescindible para la integridad de la piel y, especialmente, para la córnea, por lo que tiene un gran peso en el mantenimiento y el desarrollo de una buena visión. Esta vitamina también desintoxica el organismo y contribuye a la producción de energía del organismo.
  • Las proteínas son esenciales para el crecimiento porque ayudan en la formación de las defensas, las hormonas, los jugos digestivos y la regeneración de tejidos. La leche suele contener entre un 3 y un 5% de proteínas.
  • Finalmente, el aporte de hidratación de la leche es notable, ya que está compuesta de ella en un 88%.

Esto también te interesará: