Involucrate en los estudios de tus hijos

Publicado el 11 Noviembre 2011 por

Que los hijos lleven varios cursos estudiando no quiere decir que tengan asumidos ciertos hábitos de estudio. Por ello, suele suceder que cuando ya entran en un nivel superior, comienzan a tener resultados negativos y a suspender asignaturas e incluso a repetir curso. Para poner remedio a eso, te damos unas cuantas claves que te ayudarán a orientar a tus hijos en su educación.

En estos tiempos que corren hacer seguimiento de los estudios de los hijos se hace cada vez más difícil, y más aún cuando los padres pasan muchas horas fuera del hogar por motivos laborales. Y es que aunque esto sea una responsabilidad compartida con el profesor, son los padres quienes deben estar atentos en casa de que su hijo asimile los contenidos estudiando diariamente.

En primer lugar crea un ritual de estudio. Algo que según el Consorci d’Educació de la Generalitat de Catalunya, se logra haciéndoles preguntas, de manera indirecta, sobre lo que ha hecho en clase, a la vez que se le demuestra interés en que sepa las cosas y no sólo la preocupación por las notas.

Otra clave es el tiempo, fundamental para adquirir este ritual de estudio. Organizar un horario de estudio para cada asignatura le ayudará a tener una rutina diaria que deberá cumplir, ya que serás tú quien lo controle. Además es bueno que estudien sin interrupciones y descansen unos 5 o 10 minutos entre cada tarea que realicen.

En cuanto al espacio, es aconsejable que en su habitación tengan su mesa de trabajo con todo su material escolar a mano, y que ese lugar tenga buena iluminación, sea tranquilo y cómodo. Pueden, además, seguir unas técnicas de estudio, comenzando por la tarea más sencilla, seguir con una difícil, y luego acabar con otra fácil. Para que se concentren deben evitar distracciones y ponerse directamente con los estudios. Una de las técnicas esenciales es realizar una primera lectura exploradora del tema o de los apuntes, pero sin subrayar. Y a continuación pasar a hacer la lectura más profunda subrayando las cuestiones más importantes.

La esencia de la orientación al estudio de tus hijos está en supervisar, dedicar y organizar los tiempos, sobre todo, distinguir entre los momentos de ocio y de estudio para que estén centrados cuando toque. Y si lo ves muy distraído, que no asimila lo que está estudiando, no dudes en ponerte en contacto con su tutor en la escuela, quien te aconsejará qué hacer y qué medidas tomar.

Esto también te interesará: