Hazlo tú mismo: Plastilina casera

Publicado el 20 Enero 2012 por

Crear figuras con plastilina seguramente es una de las actividades que más te divierten en la escuela. Por eso te vamos a enseñar cómo hacer plastilina casera. Es muy fácil, pero necesitarás la ayuda de un adulto.

Hacer plastilina es sencillo, dile a tus padres o a tus abuelos que te ayuden a buscar los ingredientes necesarios para su elaboración. Os lo pasaréis en grande y los resultados serán fantásticos. Así que busca lo que necesitas y ¡manos a la obra!

Necesitarás:

– Una taza de harina
– Una taza de agua
– Media taza de sal
– Una cucharada de aceite de girasol
– Una cucharada de ácido tártaro
– Colorante

Hazlo tú mismo:

Primero mezcla la taza de harina, la de agua, la media taza de sal, la cucharada de aceite y la cucharada de ácido tártaro que es la que ayudará a crecer la masa. Y con la ayuda de un adulto, pon la mezcla a fuego lento revolviendo constantemente hasta que se que pegajosa toda la mezcla y finalmente firme.

Ahora pon la mezcla sobre un superfície que tenga un poco de aceite, la dejas que se enfríe y luego divídela en cuatro porciones. El paso siguiente es amasar cada una de las porciones hasta que la plastilina tenga la textura que desees.

Finalmente, añade unas gotas de colorante a cada porción y la amasas hasta que consigas el color deseado. Otra opción es añadirle unas gotitas de vainilla o limón para que tengan un rico aroma. ¡Y listo!

Ya puedes hacer con ellas las figuras que desees. Puedes buscar utensilios y hacer auténticas creaciones, improvisar moldes con tus juguetes o tapas y hacer lo que se te ocurra. Pero recuerda, una vez que juegues con ellas guárdalas en un reciente adecuado.

Esto también te interesará: