Hazlo tu mismo: Maquillajes de Carnaval

Publicado el 3 Febrero 2012 por

Se acercan las fiestas del disfraz por excelencia, pero tan importante como lo que te pongas será cómo te pintes. Hoy te enseñamos trucos fáciles para pintarte la cara de la forma más original.

Antes de pintarte te aconsejamos que tengas clarísimo qué es lo que quieres conseguir. Para ello, lo mejor que puedes hacer es dibujar en una hoja en blanco cómo te vas a pintar para que, una vez ante el espejo, tengas pocas dudas de cómo empezar a colorearte la cara.

Un consejo que te podemos dar cuando vayas a pintarte es que te pongas crema hidratante allí donde pasarás las pinturas, ya que así te será mucho más sencillo limpiaarte cuando se termine la fiesta.

Las pinturas más sencillas suelen ser las clásicas, como los piratas, los payasos o los felinos, ya que con unas pocas rayas se pueden conseguir efectos muy chulos. Para ser un pirata, por ejemplo, vale con pintarte una cicatriz debajo del ojo tapado y añadirte algunos pelos mal afeitados que simulen la barba.Átate un pañuelo en la cabeza, consigue un pendiente de mentira y tatúate una calavera visible en el brazo.

En el caso de los felinos, la base deberá ser la nariz, que deberás dibujar muy clara y desde la cual pintaremos los bigotes, que son el rasgo más característico de los gatos. Marca con un lapiz de ojos la forma que tendrá tu nariz y los bigotes y luego rellénalo con muchísimo cuidado. Puedes ponerte las orejas en la frente, como en la foto, o añadirtelas con una diadema.

Los payasos también son muy simples. El primer paso es ponerte una base blanca encima de la cual pintaremos los detalles. Después deberás marcarte unos morros rojos bien grandes y una narizota que también puede ser un accesorio para que sea aún más grande. Finalmente viene el paso más complicado, que son los ojos. Lo más simple es poner unas rayas verticales de arriba a bajo del ojo, pero puedes ponerle detalles de colorido, como unas cejas de colores u ojeras fosforescentes. Por supuesto, ¡no te olvides el sombrero!

Para remarcar los colores que te pones en la cara, sea cual sea tu personaje, te recomendamos repasar los bordes con negro o bien con un color blanco una vez has pintado las líneas y formas. Así los colores destacarán más y se definirán más las formas que has dibujado.

Si has optado por algún personaje de fantasía, como hadas, magos o seres mágicos, la purpurina es imprescindible. Rodea tus ojos con finas formas que se retuerzan con curvas y ondulaciones y, si te atreves, dibújate los dos lados de la cara distintos. Al final, una vez definidas las formas, añádete la purpurina para un resultado de película.

Esto también te interesará: