Grandes inventos: ¿Cómo surgieron los tejanos?

Publicado el 28 Mayo 2012 por

Estrechos hasta parecer otro tipo de piel o anchos como si fueran de tres tallas más a la que corresponde. De campana o de pitillo. Impecables y carísimos o rasgados y con manchas. Para altos ejecutivos que los combinan con zapatos y americana o para trabajadores que los manchan de aceite y pintura. Con bolsillos o sin. De colores o clásicos. Subidos hasta el ombligo o caidos por debajo del culo. Los tejanos son una de las prendas más usadas en el mundo desde hace décadas, ¿conoces sus orígenes?

Los primeros pantalones vaqueros los patentaron Levi Strauss y Jacob Davis. Del primero se quedó la marca más conocida de tejanos, con tiendas propios en todo el mundo. Era el año 1873 y Strauss tuvo la idea de fabricar ropa resistente para los mineros y los obreros que se ensuciaban. Davis, que era sastre, pensó en utilizar una tela reforzada con remaches de cobre, por lo que utilizó unos tejidos llegados de Nimes, en Francia.

El característico color azul se adoptó al añadir un tinte indio, pero a lo largo del tiempo se han producido pantalones con el mismo tejido pero de todos los colores imaginables bajo el mismo nombre.

Con la idea y el dinero, consiguieron la patente y el invento se difundió rápidamente por todo el mundo dado que eran prendas resistentes y no especialmente caras. Los cuidadores de vacas, también llamados vaqueros, rápidamente los usaron para montar sobre los caballos, porque eran lo suficientemente resistentes como para aguantar el día a día y eran ideales para cualquier temperatura. De los cowboys sacaron el nombre de vaqueros, y del estado de Tejas vino lo de “tejanos”. En inglés, sin embargo, no se llaman texans o cowboys, sino jeans.

Esto también te interesará: