Grandes descubrimientos: La patata

Publicado el 9 Mayo 2012 por

Tras el arroz, es el alimento más consumido en todo el mundo y, a lo largo de la historia, ha sido la clave de la alimentación y la supervivencia de millones de personas en el mundo, pero no fue hasta hace 400 años que se extendió en las ollas y las mesas de todo el mundo.

Surgida en las montañas más altas de América del Sur, los Andes peruanos, la patata era hasta el año 1500 un alimento que solo disfrutaben los incas, el imperio que poblaba entonces los actuales países de Perú, Ecuador y Bolivia. Los conquistadores españoles, que llegaron a la región poco después de que Colón pisara América, descubrieron el extraño cultivo de los nativos: la planta que crecía bajo tierra y que, calentada, era consistente y nutritiva.

Convencidos de sus bondades, la llevaron a España y rápidamente se extendió por Europa, exceptuando Francia. La patata era barata de producir, resistía al frío invernal y con pocas cantidades podía alimentarse a mucha gente. En comparación, productos como las naranjas, las cebollas o la lechuga eren más caras, necesitaban más agua y temperaturas más cálidas y no llenaban tanto, que en tiempo de penurias era lo que importaba.

A pesar de que los incas llegaron a cultivar más de 200 tipos de patatas, en Europa y Norteamérica apenas se probaron una docena de especies. Desde su introducción en la dieta europea y norteamericana, la patata ha llegado a protagonizar muchos platos típicos.

En Alemania, por ejemplo, la ensalada de patata es un plato nacional, en Estados Unidos muchos de sus habitantes consumen patatas fritas cada día y en Gran Bretaña es el coprotagonista de sus famosos Fish and Chips. En España son un elemento fundamental de la famosa tortilla y de platos regionales como el marmitako vasco, el cocido madrileño o la fabada asturiana; en Aragón, las patatas “a la importancia” se rebozan y se sirven con salsa de frutos secos; en Galicia acompañan al pulpo “a feira”; y en el centro Catalunya se rellenan de carne (Olot) o se mezclan con butifarra y panceta en forma de puré (Berga).

Lo curioso de todo ello es que, actualmente, América del Sur es la región con menos producción y consumo de patata por persona tras algunos países asiáticos. Sea como sea, cuando escuches a alguien alardear de algunos platos tradicionales, recuérdale que sin los incas no hubiera sido posible.

Esto también te interesará: