El tren más largo del mundo: el Transiberiano

Publicado el 13 Febrero 2012 por

El tren más largo del mundo es el Transiberiano, que cruza el mayor país del planeta, Rusia, y une los océanos Atlántico y Pacífico. Hoy haremos un viaje de 9.200 quilómetros.

El Transiberiano se inauguró en 1904 para poder unir a las mayores ciudades del extenso territorio que en esos momentos era el Imperio Ruso. En un momento donde los desplazamientos más grandes se realizaban por mar, era muy complicado unir a la capital, Moscú, con el mayor puerto ruso en el Pacífico, Vladivostok, donde vivían muchos marineros y había una gran actividad pesquera y comercial. Por el norte las aguas estaban heladas ya que tocaban al círculo polar Ártico, mientras que por el sur había que rodear todo el continente asiático y africano, así que lo más práctico fue proyectar un tren larguísimo, el mayor jamás construído.

Los miles de quilómetros de vías fueron construídos por prisioneros de la isla Sajalín y por soldados del ejército, muchos de los cuales murieron durante el proceso por culpa del terrible invierno de la estepa siberiana, donde es habitual estar a 20 grados negativos e incluso 45 bajo cero.

El recorrido principal del Transiberiano

A lo largo de su recorrido, el Transiberiano pasa por Mongolia y China y cruza siete zonas horarias distintas, lo que significa que, si un tren sale de Vladivostok a las doce del mediodía, en ese momento son las cinco de la madrugada en Moscú. El viaje suele durar entre seis y siete días, pero puede alargarse en función del número de paradas que los turistas deseen hacer.

Actualmente, miles de personas de todo el mundo hacen la ruta transiberiana en tren para recorrer medio mundo al mismo ritmo que lo hacían nuestros abuelos. Por el camino se puede contemplar el precioso lago Baikal, las llanuras mongolas y los mayores ríos de Siberia. ¿Te atreverías tú?

Esto también te interesará: