Eduard Estivill: “Los niños sobreprotegidos tendrán menos autoestima”

Publicado el 20 Agosto 2012 por

El Doctor Eduard Estivill ha alcanzado la fama en los últimos años gracias a sus libros dedicados a la educación de los hijos: A dormir, Que no te quiten el sueño y Pediatría con sentido común para padres y madres con sentido común. En Pequejuegos iniciamos una série de entrevistas a autoridades sobre la educación y la salud infantil con una conversación con él.

Empecemos por algo muy genérico antes de seguir con preguntas concretas: ¿Cómo definiría al perfil de los padres de estos primeros años del siglo XXI?

Creo que estan mejor preparados, tienen mas interes para hacer las cosas bien, leen mas y en general se preocupan mucho mas por la salud mental y fisica de sus hijos. Solo tiene un inconveniente, que es la falta de tiempo. Esto, en algunos padres les lleva sufrir un cierto sentimiento de no poder atenderlos adecuadamente, lo que puede llevar a consentirlos en exceso.

A veces ha explicado que la etapa más importante para un niño transcurre en sus primeros cinco años de vida: ¿por qué?

Es cuando se desarrolla el cerebro y cuando se adquieren los hábitos mas importantes que marcaran la forma de ser del niño, durante toda su vida. Es la parte mas importante en el desarrollo de los niños. Los habitos mas básicos, como el dormir, el comer y los habitos de conducta, se adquieren durante los cinco primeros años.

Muchos de los problemas de la juventud pueden prevenirse en la infancia: drogadicciones, consumo de alcohol, enfermedades relacionadas con la alimentación, fracaso escolar, relaciones sentimentales fágiles, etc. ¿cuál es, según su criterio, el primer paso para educar a los niños contra estos riesgos?

Totalmente cierto. Desde que el niño nace podemos trabajar para evitar estas situaciones mencionadas. Todo se aprende en los primeros años. El carácter del niño puede ser mas tranquilo o más inquieto, pero los habitos los aprenden igual. Lo único es que los mas inquietos necesitaran mejores “profesores” y aquí está la responsabilidad de los padres y educadores. Los únicos responsables son los padres. Los niños aprenden y copian modelos que ven en sus familias. Por lo tanto, cuando un niño duerme bien, come bien, se porta bien y tiene buenos habitos higiénicos, el mérito es de los padres, no de los niños.

En este sentido, ¿cómo podemos conseguir que los niños coman de todo?

Poder comer es un privilegio. Los niños de África van detrás de sus padres para que les den de comer. Aquí vamos detrás de los niños para que coman. Para que un niño coma solo se necesita que tenga hambre. En nuestra sociedad sobrealimentamos a los niños. Ningun niño se muere de hambre si tiene comida a su alcance. En nuestros libros A comer y Pediatría con sentido comun para padres con sentido común explicamos estos conceptos, que hacen que los padres actúen adecuadamente ante esta situación.

Hablemos también de la hora de dormir. Los consejos que da sobre cómo enseñar a dormir a los niños pasan, según sus críticos, por desatender el llanto de los niños y por evitar el contacto con ellos, ya sea meciéndolos o permitiendo que duerman con los padres. ¿Cuáles son los fundamentos científicos de estos consejos?

Esto solo lo dicen los que no han leido mis trabajos sobre estos temas. En ningún libro ni artículo publicado decimos que hay que dejar llorar al niño. En el libro A dormir explicamos exactamente el sentido del llanto del niño y cómo hay que actuar ante el. Pero nunca dejarlo abandonado.

Podría ser que los llantos a la hora de dormir vinieran por enfermedades, por algun suceso traumático o por miedo. ¿Hay excepciones a la hora de acudir a atender a un hijo que llora en la cuna o en la cama?

Tal como explico en mi libro A dormir, antes de enseñar a dormir a un niño hay que descartar toda una serie de enfermedades. Esto se hace con la ayuda del pediatra. Solo despues de estar seguros de que no hay ninguna causa médica, pueden aplicarse las rutinas científicas que explicamos en nuestros libros.

Sus libros han tenido mucho éxito pero, a la vez, han recibido numerosas críticas. ¿cómo las encaja? ¿son críticas con fundamento científico u meras opiniones?

No hay ninguna crítica en el mundo científico. Solo existen en internet, e internet no es un foro científico. Las rutinas que nosotros brindamos a los padres que quieran aplicarlas son fruto de las investigaciones de muchos científicos durante muchos años y son las mismas que recomiendan las sociedades científicas de sueño y pediatría de todo el mundo.

Internet es un medio muy interesante pero no para los conocimientos científicos. Allí puede opinar cualquiera, sin ninguna formación específica. Las opiniones son muy respetables, pero no son útiles para los temas médicos. Los padres no deben consultar internet para obtener conocimientos sobre la salud de sus hijos. Las múltiples opiniones divergentes pueden confundirlos. Deben fiarse de lo que les expliquen sus pediatras y su sentido común.

Hay un blog (http://consecuenciasestivill.blogspot.com.es) muy crítico con sus métodos, que incluye un testimonio de una jovenes a quien su método perjudicó. ¿tenía conocimiento del blog o del caso? ¿cómo le sienta?

Yo no consulto internet para mi formación científica. Por lo tanto, desconozco todos los foros y opiniones que deben existir. No obstante, respeto que cada uno de su opinión. Pero no es mi labor juzgarlas ni opinar sobre ellas.

Hablando de sus libros, ¿Entiende los problemas que puedan tener los padres a la hora de no acudir con un hijo que llora? ¿qué consejos les daría?

Cuando a un niño lo llevamos a la guardería por primera vez, llorará dos horas seguidas. ¡Y los padres lo dejan! Saben que lo hacen adecuadamente. Cuando leen nuestro libro A dormir con la forma de enseñarlos a dormir correctamente, entienden perfectamente que la actitud que adoptan es la adecuada. No hay ningún niño traumatizado por ir a la guardería. No hay ningun niño traumatizado por enseñarlo a dormir correctamente. Y si algún niño tiene alguna consecuencia es porque los padres no han actuado en la forma adecuada. El niño nunca es el responsable. Siempre son los padres.

Pero es difícil, y cualquier padre lo reconocerá. ¿Qué problemas encuentran los padres hoy en día a la hora de educar a los hijos?

Tal como he comentado anteriormente, es la falta de tiempo el mayor inconveniente. Pero han de entender que lo importante es la calidad y no la cantidad de tiempo que comparten con él. Por ejemplo, no sirve de nada estar dos horas delante de la tele con él sin decirse nada. En cambio, es mucho más útil compartir 30 o 40 minutos en la cena, sin televisión, hablando, explicándose emociones y transmitiéndose afecto.

Más allá de la hora de dormir, cuando los padres ven a sus hijos en dificultades, pueden optar por protegerlo o bien por dejar que se enfrente en solitario a ellas. La frontera entre la dejadez y la educación en la frustración puede parecer muy fina. ¿puede precisarnos cuál es la diferencia? ¿podría darnos un caso práctico como ejemplo?

Los padres deben brindar al niño unas rutinas seguras, siempre con los mismos límites, deben formarlo adecuadamente para que su autoestima les permita afrontarlos adecuadamete. Por esto es tan importante que en los primeros años enseñen hábitos y conductas correctas, que los harán fuertes delante de las situaciones que les tocará vivir en la vida. Sobreprotegerles en demasía solo conlleva niños con baja autoestima, que les costará más adaptarse a la vida de adulto.

Sin esa presencia constante de los padres para proteger, ¿el niño puede sentirse menos querido, menos confiado con los demás?

Los padres deben estar constantemente al lado del niño, para darle seguridad, para enseñarle normas y rutinas, para hacerlo seguro. Nunca se le tiene que abandonar. Esto está muy claramente explicado en nuestro reciente libro “Pediatría con sentido común para padres con sentido común”.

Según Allan Schore, neuropsicólogo de la UCLA, para un bebé puede suponer graves secuelas el hecho de que sus padres no lo consuelen cuando llora. ¿Está usted de acuerdo?

Totalmente de acuerdo. Nunca hay que abandonar a un niño y dejarlo llorar durante horas. Esto es un castigo. Los padres que han seguido nuestras recomendaciones han entendido perfectamente esta cuestión. Por esto estan tan agradecidos de tener niños con buenos hábitos. Y el mérito de aplicar correctamente las rutinas es de ellos.

Finalmente: ¿qué retrato hace de la situación de la infancia en España?

En el momento actual, la salud, en general, de los niños es España es muy correcta, igual que el resto de los paises desarrollados. El nivel de pediatría es excelente y el interés de las autoridades sanitarias son adecuadas en función del momento social en que vivimos.

Esto también te interesará: