¿De dónde vienen los nombres de las Tortugas Ninja?

Publicado el 15 Marzo 2013 por

tortugas-ninja

Una de las series de animación más chulas de la historia, Las Tortugas Ninja, tienen una curiosa historia tras sus protagonistas. Leonardo, Donatello, Rafaello y Michelangelo toman sus nombres de cuatro de los mayores artistas del Renacimiento y de la historia en general. ¿Quieres saber más sobre ellos?

Donatello:

El más listo de las tortugas mutantes toma el nombre de Donato di Niccolo, uno de los grandes escultores del Renacimiento, autor del David de bronce que hay en Bargello, la fabulosa escultura Judith y Holofemes, en Palacio Vecchio, y la Puerta del Baptisterio de San Juan y Maria Magdalena penitente, ambas en Florencia.

Michelangelo:

En español se le conoce como Miguel Ángel. Dibujó y pintó la Capilla Sixtina, bajo la cual se acaba de celebrar el cónclave que ha elegido al nuevo Papa, pero es solo una muestra de su talento. Además de los encargos de los papas romanos, Michelangelo Buonarroti también trabajó por orden de los mecenas de Florencia.

Al mismo nivel que la bóveda de la Capilla Sixtina se colocan sus esculturas de La Pietá, también ubicada en el Vaticano, y el David que hay expuesto en Florencia. Otra de sus obras cumbre fue el Moisés que esculpió para la tumba del Papa Julio II en Roma. Es tal la fuerza expresiva de sus obras que no son pocos los visitantes que lloran de emoción al contemplar la belleza de obras suyas como La Pietá.

Como arquitecto, Miguel Ángel tambió recibió encargos de mucha responsabilidad. El mayor de ellos fue la cúpula de San Pedro del Vaticano. Sus pinturas, esculturas y creaciones arquitectónicas son hoy el motivo por el que Italia recibe millones de turistas al año.

Rafael:

Rafael fue un pintor y arquitecto de mucho talento que llegó a dirigir uno de los talleres artísticos más conocidos de la época con 30 años. Rafael murió jóven -un Viernes Santo, justo en su 37 cumpleaños- pero eso no fue obstáculo para decorar las Estancias Vaticanas y pintar algunos de los mejores cuadros de su época, como La escuela de Atenas.

Como los anteriores, su vida transcurrió principalmente entre Florencia y Roma, donde aprendió y mejoró sus dotes pictóricas.

Leonardo:

Es el más conocido, Leonardo da Vinci. Es el autor de la Mona Lisa, el Hombre de Vitruvio y La Última Cena, entre muchas otras obras de gran fama. Para los estudiosos del dibujo, estos cuadros son de una calidad nunca imaginada antes de Leonardo, ya que incluyen técnicas muy novedosas para la época.

Además, su genio fue más allá del arte y se han descubierto bocetos y diseños suyos de submarinos, coches, tanques e incluso helicópteros. En paralelo, estudió en profundidad la anatomía humana, el vuelo de los pájaros y la óptica. Cuesta imaginar un genio igual o superior en la historia de la humanidad.

Hoy resulta incomprensible abarcar la grandeza de estos artistas. Con la llegada del progreso, cada vez hay mejores especialistas, pero cada vez es más complicado que surjan fenómenos extraordinarios como ellos, tan capaces de revolucionar la pintura de su época, alzar la cúpula más famosa del mundo o imaginar cómo sería un helicóptero cinco siglos antes de que un ingeniero fabricara el primero.

Esto también te interesará: