Crianza natural del bebé: ideas alternativas para tu hijo

Publicado el 21 Marzo 2012 por

La educación y los cuidados del bebé pueden ir más allá de las nuevas costumbres y de aquello que nos marca la publicidad. Te ofrecemos algunas ideas que comportarán ahorro, un menor impacto medioambiental y, lo más importante, el alejamiento de los niños de productos químicos innecesarios.

Mientras lo es, un bebé consume una tonelada de pañales, miles de toallitas higiénicas, centenares de potitos de papillas y docenas de caros juguetes. Cualquiera que haya querido informarse sobre lo que ello significa sabrá que los pañales son de materiales difícilmente reciclables y que suelen terminar ensuciando el aire una vez incinerados, lo mismo que las toallitas, con componentes tóxicos para el agua. Igualmente, los potitos preparados suele estar compuestos de frutas y verduras cultivadas en campos enormes que pueden haber recibido pesticidas y plaguicidas nocivos de la misma manera que la leche que se suele vender contiene trazas de antibióticos. Finalmente, los juguetes modernos suelen tener precios altísimos en absoluto justificados por algún valor añadido en sus funciones didácticas o lúdicas.

Por todo ello, en Canal Solidari nos dan ideas para criar a nuestro hijo de una forma más sana para él y sostenible para el entorno. Ahí van algunas de sus propuestas:

  • Usa pañales reutilizables. Pueden limpiarse y existen de distintos materiales que aseguran unos delicados cuidados para la piel del bebé. Si no tienes tiempo (o ganas) de limpiarlos pero crees en la sostenibilidad de la idea, hay empresas que los recojen y proporcionan otros limpios.
  • Fabrica los juguetes de tus propios hijos. Puedes hacer bolas de malabares con arroz dentro de globos o calcetines, os podéis disfrazar juntos, puedes crear juegos de construcciones con piezas que no encajen o montar talleres de manualidades con productos reciclados. Como ya vimos, la importancia del juego radica más en el desarrollo de la creatividad, en la compañía y en la diversión, que en la sofisticación de los materiales que se empleen.
  • Compra verduras y frutas ecológicas para asegurarte de su calidad. Los potitos preparados no tienen esa garantía en la pureza de sus componentes.
  • Asegúrate de que la ropa que compras sea de tejidos naturales, como el algodón, la seda, el cáñamo o la lana, para que no dañe la delicada piel de los bebés.

Esto también te interesará: