¿Cómo queda la educación con los Presupuestos de 2012?

Publicado el 4 Abril 2012 por

Como ha sucedido con la inmensa mayoría de las partidas, la educación va a perder peso en estos presupuestos generales, lo que se suma a los recortes que viene recibiendo en las autonomías.

La partida más importante que se recorta son las becas, que disminuirán en un 11’6% su importe total a pesar de que, durante la campaña electoral y en los días previos a la presentación de los presupuestos, los responsables del Gobierno y del Partido Popular habían asegurado que se mantendrían. Hacía más de una década que un gobierno no reducía la partida de becas.

¿Qué supone reducir las becas?

Las becas son un instrumento de fomento de la equidad y la igualdad de oportunidades. Gracias a ellas, las familias con menor poder adquisitivo pueden acceder a la educación sin excesivos costes para su economía doméstica. Suelen financiar el importe de los libros, el transporte, el comedor e incluso la matrícula en escuelas concertadas. En total, la partida de este 2012 será de 1.265 millones de euros, 166 menos que el pasado año.

¿Qué más se recorta?

Pese a que las becas se llevan la mayor parte del presupuesto del Ministerio, no es su única función. Hay otros 463 millones que dejarán de gastarse en otros asuntos. En tecnología para las aulas, por ejemplo, cuyo presupuesto se reduce a la mitad. Por su parte, el presupuesto para la formación del profesorado que tanto necesita España pasa de 52 millones a cuatro y las transferencias universitarias bajan en 250 millones. Las universidades, la educación infantil y la formación profesional también verán reducidas sus asignaciones.

La buena noticia es que aumenta el monto destinado al refuerzo escolar, que crece en un 142% y llega a los 169 millones.

¿Cómo queda la educación?

En los últimos dos años se ha reducido en 872 millones la partida para la educación del Gobierno central, lo cual se suma a los recortes de las autonomías, que son quienes gestionan el grueso de los fondos dedicados a enseñanza, que han recortado entre un 7 y un 15% los fondos que se le dedicaben en 2010 años. Más allá de que estos presupuestos palíen el déficit, creen empleo o revitalicen la economía, que nadie lo sabe, dejarán hipotecada la formación de una generación y ampliaran la brecha educativa que nos separa de otros países desarrollados.

Esto también te interesará: