Cómo diferenciar las alergias de los niños del resfriado

Publicado el 11 Abril 2012 por

En primavera son frecuentes los brotes de alérgia, especialmente la polinosis o alergia al polen, que tiene síntomas muy parecidos al resfriado común. Hoy te enseñamos cómo diferenciar los resfriados de las alergias.

Para empezar, los síntomas del resfriado aparecen progresivamente, mientras que las alergias vienen de golpe. Los síntomas del resfriado empiezan con una mayor frecuencia de los estornudos, una sensación de carga y congestión en la nariz.

El carácter de las alergias también es distinto al del catarro. Mientras las primeras son reacciones de nuestro sistema inmuniológico ante determinadas sustancias, como el polvo, el polen, los pelos de algunos animales o alimentos, los resfriados tienen un carácter vírico y por eso son difícilmente evitables.

El catarro afecta al aparato respiratorio, por lo que suele provocar secreción nasal, estornudos, congestión nasal, irritación y, a veces, dolor de cabeza, tos y ojos llorosos. Las alergias, por el contrario, comportan problemas digestivos, asma, eccema, rinitis y conjuntivitis, además de estornudos, que es lo único que tiene en común con los catarros.

Por último, la duración de las alergias se alerga durante semanas, en el caso de la polinosis, tantas como dure la primavera, mientras que los síntomas del resfriado terminan al cabo de una semana como máximo.

Esto también te interesará: