¿Cómo actuar ante una pelea entre niños?

Publicado el 12 Febrero 2012 por

Las pequeñas riñas entre niños son algo muy habitual en el colegio o en actividades extraescolares. El papel que les toca jugar a los padres es un tanto delicado porque ni la pasividad completa ni el intervencionismo total son las mejores soluciones para este tipo de situaciones. Hoy te ofrecemos algunas sugerencias para actuar ante una pelea entre niños.

¿Por qué no es bueno solucionar todos los problemas de los niños?

Decidir por ellos en los asuntos que les atañen directamente es una forma de aplazar su maduración. Los conflictos son una excelente forma de crecer como personas porque de ellos se pueden aprender cosas de los demás y de uno mismo. No debemos subestimar la autonomía de los niños a la hora de solucionar los problemas propios de su edad, por lo que sería muy invasivo ordenarles por sistema cómo deben comportarse con los amigos con quienes tienen algúna riña. Consejos como “pasa de él” o “dile que lo sientes” no son constructivos si no son producto de una reflexión del propio niño.

A pesar de todo lo dicho, la posición de los padres es la de referente, por lo que sí podemos escucharlos y darles todos los puntos de vista posibles de la situación.

¿Por qué debemos ayudarlos?

Puede ser que la rabia o el enfado reduzcan su espectro de soluciones cuando son pequeños. La función de los adultos en la resolución de conflictos debe ser la de escuchar a los niños, ponerlos en la piel del otro para que entiendan la posición de la otra parte de la riña y, finalmente, hacerle ver las consecuencias posibles de las soluciones que proponga. Si solamente se le ocurren soluciones agresivas podemos proyectar las posibles peleas que se van a desencadenar. A largo plazo, es la mejor manera de conseguir que ellos mismos analicen sus ideas.

Esto también te interesará: