¿Como les ayudamos a hacer los deberes?

Publicado el 22 Enero 2013 por

Uno de los mayores cambios que ha habido en la educación que reciben los niños de hoy respecto a la de sus padres es que en la actualidad los progenitores pueden involucrarse más en los estudios y las tareas de sus hijos. El porqué es sencillo: los padres tienen hoy un nivel de estudios mayor al que tenían hace treinta años.

Según datos de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, el 80% de los alumnos de primaria hace sus tareas con la supervisión o el apoyo de sus padres. El porcentaje se reduce a un 45% si hablamos de estudiantes de secundaria. Como dijimos, la diferencia de resultados entre las familias que pueden y no pueden permitirse apoyar a sus hijos con los estudios ha provocado protestas e incluso huelgas de deberes en Francia. Por ello, no sería de extrañar que en un futuro se imponga hacer los deberes en la escuela en pos de una mayor igualdad de oportunidades.

Sea como sea, esta implicación de los padres en las tareas escolares, según algunos expertos como la pedagoga Maite Rodríguez, citada en El País, provoca que la relación paternofilial se centra cada vez más en los resultados académicos y olvida los valores, el juego en el tiempo libre y demás aspectos de la vida.

¿Cómo debe ser la ayuda con los deberes?

El objetivo principal del apoyo con las tareas para casa debería ser facilitar estrategias para que en el futuro el niño pueda estudiar y trabajar solo. Es como todo en la educación: que el niño pueda ser más autónomo. De poco sirve que le hagamos los deberes, ya que no aprenderá a hacerlos por sí solo, como tampoco le va a servir de nada al niño que siempre que deba estudiar estemos a su lado como vigilantes, porque entonces no desarrollará la responsabilidad y la autonomía que en un futuro requerirá.

Esto también te interesará: