¡Apúntate unos trucos!

Publicado el 18 Enero 2007 por

Está claro: si estás leyendo esto, es que sabes navegar por internet. ¿Verdad que es fácil? Lo que quizá no sepas son algunos truquillos para hacerlo de forma segura y sin problemas. ¡Pues venga, vamos a repasarlos!

Correo electrónico
¿Cuántos emails tienes guardados? Seguro que son muchos y además no tienes ninguna gana de que alguien los lea, o de que te llegue mucha publicidad… ¡o incluso de que alguien te robe la cuenta de correo!

Cuidar la seguridad de tu cuenta de email es fácil. Lo primero es poner una contraseña que sólo sea fácil para nosotros mismos, y procurar que nadie pueda verte cuando la tecleas en sitios públicos, como en clase o en un cibercafé. Tampoco es plan de que te sientas espiado… pero nunca se sabe. También es importante que no elijas una pregunta secreta demasiado sencilla, y sobre todo debes cerrar la sesión de correo cuando acabes de usar el mail y cerrar también la ventana del navegador. Así evitarás que alguien pueda entrar en tu cuenta. Y ya sabes, ojito con los virus: cualquier correo que te parezca raro o sea de gente desconocida… ¡a la basura!


¡No te olvides de cerrar tu sesión! Sí, con ese botón de arriba a la derecha.

Chats y Messenger
Hay una gran diferencia entre los chats y el messenger. En los chats no sabes con quién estás hablando y en el messenger sí. Aún así, hay que tener cuidado tanto en uno como en otro sistema. Si alguien que no conoces te agrega al messenger, lo mejor es que no aceptes la invitación.

Si resulta ser un amigo, tranqui porque seguro que te avisará o te volverá a decir que le agregues. Y cuando estés en un chat, compórtate como en la vida normal: no hace falta desconfiar de todo el mundo, pero tampoco hagas cosas que no harías con alguien que acabas de conocer.

Esto también te interesará: