100 años del hundimiento del Titanic

Publicado el 16 Abril 2012 por

Ayer se cumplieron 100 años del primer y último viaje del Titanic, que nació como el barco de pasajeros más grande y lujoso de la historia. El Titanic se hundió al cabo de cuatro días de ser bautizado por culpa de un choque contra un iceberg y su leyenda todavía llama la atención hoy en día.

El Titanic había sido construido en Irlanda del Norte y salió hacia el puerto de Southampton, en Inglaterra. Allí debía recoger a todos sus pasageros y emprender un viaje de casi una semana hasta Nueva York, en los Estados Unidos, tras cruzar todo el océano Atlántico.

Cuatro días después de haber salido de Inglaterra, sin embargo, el sueño de sus constructores se hizo trizas. En un error del capitán, el barco navegó demasiado cerca del hielo del Ártico y chocó contra uno de los icebergs que había. El hielo, duro como una roca, rasgó gran parte de la parte delantera del monumental pecio e inundó los niveles más bajos del barco, condenándolo a hundirse en menos de dos horas y matando a más de 1.500 personas por golpes, por congelación o por ahogamiento.

Tras un siglo desde la noticia, las incertidumbres acerca de lo que sucedió realmente siguen vigentes y la fascinación por lo que allí ocurrió ocupa todavía muchas mentes. Ese día hubo muchos botes salvavidas a medio llenar, muchos marineros murieron para salvar a centenares de mujeres y niños, y la orquestra siguió tocando hasta que el agua les empapó los tobillos. El capitán y el ingeniero decidieron morir en el barco cuando se hundió, como marca la tradición marinera, pero el empresario de la naviera se subió a uno de los botes para salvar el pellejo en lugar de otra persona.

Esto también te interesará: